Saltar al contenido
VayaMili

Entrenamiento

Importancia del entrenamiento

¿Por qué es importante la presencia de actividad física en nuestra vida? La mayoría de veces cuando hablamos de los beneficios que tiene para la salud la actividad física, nos centramos únicamente en los beneficios físicos que aporta a nuestro organismo. Sin embargo, los beneficios de un estilo de vida activo y saludable van más allá de lo físico; también son mentales, personales y sociales. En general, la actividad física es buena para uno mismo de innumerables maneras.

Beneficios fisiológicos del entrenamiento

Es casi imposible exagerar los beneficios fisiológicos de la actividad física. Beneficia todos los aspectos de tu cuerpo, desde los huesos hasta los músculos y los órganos. El ejercicio regular fortalece los músculos y los huesos, lo que ayuda a aliviar los dolores comunes, como el dolor de espalda baja y la artritis, así como a combatir la osteoporosis y la pérdida de masa muscular.

También mejora el equilibrio y la flexibilidad, facilitando las actividades diarias y apoyando su independencia física a medida que envejece. Incluso ayuda con cosas en las que podrías no pensar, como aumentar la resistencia sexual (ahora si prestas atención, ¿eh?) o aliviar los dolores de los calambres menstruales.

En combinación con una dieta equilibrada, la actividad física regular es excelente para controlar el peso. Cualquier nivel de ejercicio que haga, quema calorías, lo cual es esencial para mantener un peso saludable y un índice de masa corporal adecuado.

La actividad física también es excelente para su sistema cardiovascular, ya que aumenta sus niveles de colesterol bueno, promueve el oxígeno y el flujo sanguíneo, y reduce el nivel de azúcar en la sangre. Esto resulta en mejores niveles de resistencia y energía, así como un menor riesgo de muchas enfermedades graves, como enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, diabetes y ciertos tipos de cáncer.

Además, la actividad física tiene beneficios para la mente, ya que se ha relacionado con la prevención y el tratamiento de la depresión y la ansiedad. Cuando se hace ejercicio, se libera hormonas como endorfinas, serotonina y adrenalina que hacen distraer de los pensamientos negativos, combaten el estrés y mejoran el estado de ánimo. Al promover la relajación, también pueden ayudarte a dormir mejor.

Beneficios sociales de entrenar

Del mismo modo, con la actividad física se dan muchos beneficios sociales. La confianza es la clave para una buena vida social y la actividad física y el entrenamiento ayuda a ganarla. A medida que te vuelvas más fuerte y más rápido, tu confianza en ti mismo crecerá ya que serás capaz de enorgullecerte de las cosas físicas que puedes hacer ahora y apreciar el progreso que has hecho.

La actividad física también puede ayudar a sus habilidades de concentración, al proporcionar una válvula de escape para el estrés y la presión y estimular niveles más altos de endorfinas. Si puedes concentrarte bien en el trabajo y las tareas sociales importantes, serás más feliz en general.

Ser social es más agradable cuando te sientes bien contigo mismo, tienes una imagen positiva de ti mismo y una alta autoestima. El ejercicio puede ayudar con eso. Al mantener un peso saludable y un estado de ánimo elevado, te sentirás mejor contigo mismo y podrás participar en actividades sociales de forma plena y frecuentemente.
Uno de los mayores beneficios sociales del ejercicio es precisamente eso: una vida social mejorada. Especialmente si participas en deportes de equipo o hace ejercicio con un grupo, desarrollarás una mayor empatía y habilidades sociales. También harás nuevos amigos y tendrás nuevas salidas sociales.

Con todos los beneficios sociales y fisiológicos de la actividad física, sólo tiene sentido ser más activo en su propia vida. El ejercicio es una parte crucial de un estilo de vida saludable, así que comience hoy mismo. Sólo asegúrate de hablar con tu médico antes de empezar cualquier nuevo programa de ejercicios o de aumentar significativamente tus niveles de actividad física.