Roger de Flor

Seguro que habéis oído alguna vez el nombre ‘Roger de Flor’, sobretodo en calles de algunas ciudades, pero realmente, ¿quién fue Roger de Flor? Fue un caballero de la Orden del Temple, expulsado en 1291 porque fue acusado de haberse apropiado de sus tesoros cuando cayó San Juan de Acre (Palestina), tomada por los musulmanes. Además, fue uno de los caballeros más importantes de Europa.

La vida de Roger de Flor

Roger de Flor nació en Brindisi (Italia) en 1266 y murió en Adrianópolis (Imperio Bizantino) en 1307. Aun así, hay varias hipótesis sobre el lugar y la fecha de nacimiento. Su nombre originario es Roger Blum, pero es una traducción al catalán, por eso se le quedó Roger de Flor. Ricardo Blume, su padre, era halconero real de Federico II; y su madre era hija de un comerciante muy rico de Brindisi. Cuando tenía dos años, su padre se murió en combate y su madre cayó en la ruina, entonces ésta lo dejó en manos de los Templarios.

Se integró en la Orden Templaria con 16 años y los monjes guerreros se encargaron de instruirle. Sus habilidades le permitieron poder avanzar en la Orden del Temple, hasta el punto que se convirtió en su sargento-oficial.

roger de flor

En el año 1291, Roger de Flor se fue a San Juan de Acre con una nave templaria porque los cristianos estaban acosados por los musulmanes y se tenía que evacuar la población. Evacuó a las familias cristianas con sus patrimonios y cuando las retorna a Europa, los rumores dicen que no ha entregado todas las pertenencias de los cristianos y lo acusan de robo. De esa forma, se enfrenta a un juicio y lo expulsan de la Orden Templaria.

Después de su expulsión de la Orden del Temple, se convirtió en un mercenario, sirviendo al Rey Federico II, hijo de Pedro III el Grande de Aragón. Así, Federico le nombró caudillo y fue el mando de la Gran Compañía Catalana de los almogávares. Los almogávares fueron unos mercenarios catalanoaragoneses que, junto a Roger de Flor, defendieron la ciudad de Mesina en 1302.

Roger de Flor y los almogávares

Los almogávares fueron unas tropas de infantería provenientes del Reino de Aragón, que se formaron para ser unos simples saqueadores utilizando armas ligeras, pero al final se convirtieron en los mercenarios más admirados de la Europa de los siglos XIII y XIV. Estas tropas se utilizaban para avanzar en el terreno enemigo.

Sus características eran grandes barbas y melenas y con la misma indumentaria, tanto en invierno como en verano. Para luchar, usaban una espada larga, llamada coltell, unas lanzas cortas de madera y se protegían con escudos de madera.

Su grito de guerra era ‘Despertaferro’, junto con el choque de sus espadas entre ellas o con las rocas del pedernal. Este era el grito que los caracterizaba pero también se les oía gritar ‘Per Sant Jordi i Aragó, matem matem!’. Así pues, con su fuerza fueron los encargados de la expansión máxima de la Corona de Aragón, incorporando, en 1377, a Atenas y Neopatria.

 

A los Almogávares no les importaba la muerte y les gustaba la lucha cuerpo a cuerpo, por eso eran invencibles y muy crueles con el enemigo. Como los almogávares viven para eso, en el año 1302 inician el camino hacia Bizancio para luchar contra los turcos nombrando a Roger de Flor Gran Capitán. Así pues, un conjunto formado por 4.000 soldados y 39 parten hacia Constantinopla, donde les espera Andronico II desesperado. La compañía pero, no llega a la ciudad hasta mitad de 1303.

Con Roger de Flor al frente, los catalanes y aragoneses al grito de ‘Despertaferro’ luchan con los turcos, consiguiendo que estos se rindiesen en algunas batallas. El caudillo, después de tanta lucha, es nombrado por el emperador Gran Duque del Imperio Bizantino, hasta que lo nombran Cesar, después de conquerir Galípoli.

Cómo murió Roger de Flor

roger de flor

Con tanta buena fama que se ganó Roger de Flor y los almogávares, Andronico II recelaba mucho de los aragoneses. De esa forma, su hijo, Miguel IX Paleólogo, por envidia también empieza a desconfiar de Roger de Flor, lo que lo lleva a ordenar el asesinato de este.

Como tanto padre como hijo estaban celosos y envidiosos, planearon engañarle para poder matarle. Los dos lo invitaron a una fiesta a su honor en Adrianópolis, en abril de 1305. Mientras estaban comiendo, entró una tropa liderada por George y se le tiraron encima apuñalándole.

Por pura envidia murió Roger de Flor en manos de los que había ayudado a librarse de los turcos. Él fue quien salvó al Imperio Romano de la invasión turca y quien fue asesinado por los que defendió. De la misma manera también fueron asesinados casi todos los almogávares.

Cerrar menú