Los mejores prismáticos de 2020: que nada se te escape a la vista

El reconocimiento del terreno y a observación de objetivos a larga distancia sería imposible sin los prismáticos. Este útil manejable y fácil de transportar ayuda a prevenir peligros, trazar rutas con anticipación y, si te lo propones, hasta encender una hoguera.

Pero más allá del ámbito militar, los prismáticos sirven para contemplar aves, para la navegación marina e incluso para la observación de cuerpos celestes, por lo que les encontrarás muchísima utilidad en muchos otros momentos.

A continuación te ofrecemos los 5 modelos de prismáticos más interesantes que puedes adquirir. Sus características y calidad cumplen los mínimos que todos los profesionales que utilicen prismáticos a menudo buscan.

Slokey 10×42, el más vendido

Slokey 10x42
  • EMPRESA ESPAÑOLA CON 96% DE CLIENTES SATISFECHOS...
  • LOS PRISMÁTICOS MÁS VENDIDOS EN AMAZON –...
  • CALIDAD ÓPTICA EXCEPCIONAL – Nº 1 EN CALIDAD /...
  • DISEÑO COMPACTO, ANTIDESLIZANTE E IMPERMEABLE -...
  • REGALO GRATIS… ADAPTADOR DE MÓVIL PRO PARA...

La marca española Slokey nos ofrece unos prismáticos de diseño sencillo y funcional, pero que dentro de su carcasa ocultan una gran calidad en sus lentes. Son durables, ya que tienen un revestimiento de goma que los hace resistentes a las inclemencias del tiempo, gozando de una seguridad IPX6, además de ser antideslizantes.

Tal como indica su nombre, este prismático tiene una potencia de 10x y una apertura de 42mm, convirtiéndolo en un equipo de observación excelente para cualquier tipo de actividad. Sus lentes utilizan prismas BaK4 y FMC, consiguiendo una gran nitidez en el aumento.

El enfoque de los prismáticos Slokey 10×42 se realiza con sencillez y rapidez, por lo que en todo momento podrás ajustarlo para tener las mejores panorámicas posibles. Una vez te hagas a su funcionamiento, adaptarlo a las diferentes distancias de observación solo va a requerir de unos preciados segundos.

Además, los prismáticos Slokey 10×42 vienen acompañados de un adaptador para móvil. Con él podrás acoplar tu teléfono al prismático y utilizar sus aumentos para obtener fotos nítidas y de alta calidad, sea la distancia que sea. Solo deberás alinear la mirilla con la cámara para obtener y guardar para siempre las imágene que desees sin que la distancia te lo impida.

Bushnell Powerview, pequeño y funcional

Bushnell Powerview
  • Prismáticos compactos con aumento 12x y una lente...
  • Prisma de tipo recto
  • Material del prisma: Bak-7
  • Distancia mínima de enfoque: 7.6 m

Tampoco hace falta invertir mucho para adquirir unos prismáticos. Esto se demuestra con Bushnell Powerview, unos prismáticos baratos que ofrecen una calidad muy buena. Su diseño es compacto y pequeño, por lo que serán perfectos para cargarlos en el cuello o en algún bolsillo sin que moleste demasiado. Cuenta con un forrado de goma antideslizante que también lo protegerá del mal tiempo.

El Bushnell Powerview puede adquirirse con diferentes potencias y aperturas, aunque la de 10x y de 25mm es más que suficiente si lo que quieres es un prismático cómodo para llevar por el campo o de viaje. Otros modelos con prestaciones superiores aumentarán su tamaño y precio.

El material del prisma que utilizan las lentes es el BaK-7. Para el enfoque de las lentes, solo necesitas rotar una ruedecilla que se localiza en el centro del prismático hasta que el objetivo que estás observando quede bien nítido. 

El prismático puede hacerse más compacto, siendo capaz de guardarse en una bolsa de cuero que acompaña el producto. También tiene una correa por si prefieres colgártelo del cuello para tenerlo siempre al alcance de la mano.

Bushnell Fernglas H2O, para los días pasados por agua

Bushnel Fernglash H20
  • Prismáticos de tamaño estándar con aumento 10x...
  • Prisma de tipo porro
  • Material del prisma: BaK-4
  • Distancia mínima de enfoque: 4.6 m
  • Versátil prisma porro en tamaño grande con gran...

Otro prismático de calidad para llevarse de aventuras es el Bushnell Fernglas H20. Y es que con un diseño clásico y un tamaño más grande que otros, este prismático de tipo porro tiene un tratamiento en sus lentes que evita el empañamiento y lo convierte resistente al agua.

El Bushnell Fernglass H2O también puedes conseguirlo con diferentes potencias de aumento y aperturas, aunque si buscas un prismático para un uso esporádico te recomendamos el de 10x y 42mm. Este ofrece un buen alcance de visión sin tener que reducir todo el terreno que se puede observar gracias a la apertura de enfoque.

Este prismático utiliza prismas BaK-4, y su exterior está recubierto de goma antideslizante y resistente al mal tiempo. Es 100% impermeable, ya que dispone de sellado estanco y está relleno de nitrógeno. Ni en los peores temporales de mar perderás el objetivo con estos prismáticos.

Cabe destacar que el la mayoría de modelos de prismático Bushnell Fernglass H2O son compatibles con trípodes, facilitando la estabilidad en la visión a larga distancia sin que el pulso sea un impedimento para enfocar a tus objetivos.

Olympus 10×50 DPS-I, con protección solar para los ojos

REBAJADO
Olympos 10x50 DPS-I
  • Revestimiento UV para proteger los ojos de los...
  • Campo de visión amplio para observación en...
  • Incluye funda y correa
  • Incluye tapas de oculares
  • Lentes asféricas que minimizan la distorsión

No siempre tendremos el sol a nuestras espaldas, sino que habrá momentos en que dentro de nuestro campo de visión asomen unos pocos rayos que puedan afectarnos a la vista. El prismático Olympus 10×50 DPS-I trata de ponerle remedio a ésto.

Estos prismáticos cuentan con un zoom óptico de 10x y una apertura de 50mm, por lo que son muy amplios y disponen de un buen alcance. Las lentes asféricas ayudarán a que la imagen no se distorsione, consiguiendo una imagen de tu objetivo clara y nítida.

Su característica más interesante es la capacidad frente a la luz solar, ya sea porque te protege los ojos gracias a una protección UV, reduce la fatiga ocular y tiene un tratamiento anti reflectante para que en los días más luminosos puedas utilizarlos sin ningún impedimento.

Para mayor comodidad, los prismáticos Olympus 10×50 DPS-I vienen con funda para guardarlos y correa para colgarlos en el cuello, además de tapas oculares para proteger las lentes de golpes y rayadas. También puedes adquirir un trípode ligero para conseguir una mayor estabilidad en la imagen.

Celestron Outland, la mejor nitidez de imagen

REBAJADO
Celestron Outland
  • Revestimiento UV para proteger los ojos de los...
  • Campo de visión amplio para observación en...
  • Incluye funda y correa
  • Incluye tapas de oculares
  • Lentes asféricas que minimizan la distorsión

Utilizar unos prismáticos requiere de paciencia y experiencia, ya que tener un buen pulso y ajustar bien el enfoque para conseguir buenas panorámicas no es fácil. Pero con los prismáticos de Celestron Outland es mucho más sencillo.

En concreto con el Celestron Outland 8×42 Roof Prism, que sin perder capacidad de apertura y con un aumento de x8 es suficiente como para utilizar en actividades deportivas, en la naturaleza o de caza sin perder ningún detalle. El tipo de prisma que utiliza es el BaK-4 y tiene un multi revestido de lentes que ayuda a conseguir una calidad de imagen excepcional.

Su diseño es sencillo y son algo más pesados que otros modelos similares, pero también ofrece una rueda de ajuste de aumento mucho más grande y fácil de manipular. Así lograrás con mucha más sencillez apuntar a tus objetivos y enfocarlos con rapidez, en especial si se tratan de aves u otros elementos en movimiento.

Los prismáticos Celestron Outland vienen con un relleno de gas para evitar polvo y empañamiento, pudiendo ser utilizados tanto en días húmedos como en localizaciones áridas. Vienen acompañados de una funda de transporte y correa, aunque también puedes adquirir un trípode compatible para obtener una visión más estable.

¿Qué tener en cuenta al comprarlos?

Comprar prismáticos no siempre es tarea fácil, porque la mayoría te ofrecen prestaciones muy similares a precios dispares. Al final es la experiencia del propio usuario y el uso que le vaya a dar lo que definirá si unos van a ser mejores que otros.

Para ayudarte a reconocer aquellas características en las que debes fijarte, te explicamos cuáles son las más importantes y por qué.

Aumentos

Ya que a más tengas más lejos podrás ver. Unos prismáticos para tener siempre a mano deberían tener entre x7 y x12 aumentos; en el caso de que quieras, por ejemplo, unos de x20, ya lo ideal sería adquirir un trípode para que las vibraciones o el pulso hagan perder calidad en la imagen.

Diámetro de las lentes objetivo

Como es lógico, unos prismáticos con unas lentes más grandes ofrecerán una imagen del objetivo más nítida, colorida y luminosa, ya que son capaces de captar mucha más luz. El diámetro se suele indicar en el nombre del prismático, en milímetros, como por ejemplo 10×35.

Luminosidad relativa

Se trata de la capacidad que tienen los prismáticos de trabajar con poca luz. Puedes calcularla tu mismo, dividiendo el diámetro de las lentes del prismático por el número de aumentos que tenga. A partir de un resultado de 4, se considera que la luminosidad relativa es buena.

Pupila de salida

A mayor tamaño, más facilidad para poder observar imágenes con poca luminosidad. Aunque el ojo humano pueda acostumbrarse a ciertas situaciones, si el prismático ayuda, mucho mejor. A partir de los 5 milímetros de pupila de salida es perfecto.

Campo de visión

Se trata de de la anchura visible que ofrecen los prismáticos a una distancia de 1000 metros. Suele venir expresado en grados, siendo lo más habitual encontrar prismáticos con campo de visión de 6º a 8º. A más aumentos, menor campo de visión.

Tipo de prismático

Hay dos tipos de binoculares que puedes encontrar, que según su diseño serán mejor para una u otra actividad: prismáticos de porro, con lentes no lineales y que ofrecen una mayor percepción de profundidad; y prismáticos de techo, con los prismas alineados y con un aspecto más compacto, pero con igual calidad que los otros.

Prismas

Pueden ser de plástico o de vidrio, aunque los de mejor calidad serán estos últimos, los que tienes que elegir siempre. Pueden ser BK7, más baratos, o BaK-4, siendo este el de mayor calidad en nitidez de imagen, luminosidad y definición.

Lentes

Sin lugar a dudas, las lentes deben ser siempre de vidrio. Otro material no te aportará la calidad que necesitas. Puedes encontrar que las lentes hayan sido tratadas o no, a diferentes niveles, para mejorar el trato que tienen los prismáticos con la luz directa.

Enfoque

Los prismáticos baratos no tienen enfoque, por lo que su distancia mínima y calidad de imagen deja mucho que desear si no aciertas con la distancia. Otros tienen una rueda central que te permite adaptar las lentes para obtener mejores resultados. Es importante tener en cuenta también la distancia mínima de enfoque; unos 8 metros es aceptable.

Acomodación ocular

Lo de pegarse los prismáticos a las retinas es cosa de niños, porque los mayores podemos optar por prismáticos con buena acomodación ocular. Esto se refiere a esa distancia entre el prismático y el ojo donde nuestra vista recoge la mejor imagen que nos ofrece el prismático. Por lo general es entre 5 y 20 milímetros.

¿Cómo limpiarlos?

Ya sea por su uso o por un desafortunado dedazo en la lente, a veces será necesario limpiar los prismáticos para que vuelvan a ofrecernos la calidad del primer día. Y ya os indicamos que pasar un paño con alcohol es lo peor que podéis hacer si queréis quedaros sin ellos.

Algunos de los consejos que os ofrecemos para limpiar prismáticos son:

  • Utilizar una pera de aire, que te permite bombear aire limpio en las lentes y eliminar todos los restos físicos, como el polvo, sin tener que hacer contacto con ella. Debe ser potente y tenga una buena salida de aire.
  • Si la pera no es suficiente, una brocha de cerdas finas y suaves puede retirar los elementos que queden pegados en la lente. Pásala con suavidad y procura no tocar las cerdas durante su manipulación, para evitar que partículas de grasa de las manos se adhieran a la lente.
  • El paño de microfibra también es una buena opción para limpiar lentes, combinándolo con limpiadores líquidos de lentes para un acabado perfecto. No eches el líquido directamente sobre la lente, sino que debes humedecer el paño.

https://binocularespro.com/guias/como-limpiar-los-binoculares/

Y, por supuesto, recalcamos las cosas que no debes hacer si no quieres estropear tus magníficos prismáticos:

  • Utilizar limpiadores de ventanas y muebles, ni de forma directa ni indirecta.
  • Usar papel de váter, pañuelos de papel o servilletas sobre la superficie de las lentes.
  • Soplar directamente sobre la lente, ya que dejarás restillos de saliva.
  • Utilizar telas que no sean de microfibra para frotar la lente, como camisetas, toallas y manteles.

Por último, pero no menos importante, todo el proceso de limpieza del binocular debe ser exterior. Es decir, no manipules el binocular con destornillador ni lo despieces para limpiarlo, ya que la mayoría de las veces hay gases contenidos entre lentes que se perderían. 

En cualquier caso, si por mucha limpieza que hagas a las lentes detectas que no funciona bien, lo mejor es acudir a un técnico especializado en este tipo de productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *